Baterías elaboradas con residuos nucleares y diamantes podrían durar hasta 28 mil años.

Una startup estadounidense combinó isotopos radioactivos de desechos nucleares en capas ultradelgadas de nano diamantes para construir estas baterías que durarían hasta 28,000.

La compañia Nano Diamond Battery (NDB) utiliza desechos de reactores enfriados con grafito este estos son encapsulados en capas ultradelgadas de diamante, actúa como semiconductor y dispersor de calor.

bat dia.webp

Los diamantes tienen el más alto nivel de dureza conocido por el hombre, así como la mayor conductividad lo cual conduce rápidamente el calor del grafito radioactivo, esto previene fugas de radiación. Estas baterías resolverían en parte el problema del manejo de desechos radioactivos y la duración de las baterías en general, las cuales alcanzarían una duración sin precedente.

Existen varias versiones, una que dura 28,000 años sin recarga, también pueden ser utilizadas para la exploración espacial, naves y satélites. Estas baterías podrían ser enviadas al espacio profundo y otros sistemas solares en viajes que duren cientos de años y aún así tendrían la energía necesaria para mandar información de vuelta a la Tierra.

Otra versión que existe es la que será utilizada para baterías de autos, smartphones y otros gadgets. Los desarrolladores mencionan que estas baterías emitirían incluso menos radiación que el cuerpo humano.